Reutilizar antes que reciclar

El pasado 17 de mayo se celebraba el Día Internacional del Reciclaje, fecha marcada por la UNESCO para concienciar sobre la necesidad de reciclar con el fin de prevenir el rápido agotamiento de recursos naturales. En la industria de la moda el reciclaje es imprescindible para frenar el impacto negativo que esta tiene en el planeta, tanto en el elevado consumo de recursos como en la exagerada generación de residuos que amenazan al Planeta.

Reciclar es fundamental para garantizar el máximo aprovechamiento de los materiales. Reciclando se reducen las emisiones de CO2 y y el consumo de agua y otras materias primas asociadas a la extracción y producción de nuevas prendas.

Sin embargo un reciclaje efectivo no consiste solo en convertir un tejido viejo en uno nuevo, sino que supone diseñar teniendo en cuenta el fin de vida del producto, para que el reciclaje sea lo más eficiente posible y así llevar a cabo una transición hacia la moda circular. 

humana-reciclar-reutilizar-sostenible-moda

A pesar de todo no debemos perder de vista las ya consabidas 3 R de la sostenibilidad: Reducir, Reutilizar y Reciclar. El reciclaje debe ser siempre la última acción. Es fundamental empezar por la primera R, por reducir. Debemos reducir nuestro consumo, evitando las compras compulsivas y comprando solo lo que necesitamos. 

Antes de reciclar debemos actuar conforme a la segunda R, reutilizar. Aprovechando las prendas que ya existen, ya sea rescatándolas del fondo de tu armario, haciendo un intercambio con personas cercanas o comprando de segunda mano, protegemos al Planeta, ya que la prenda más sostenible es la ya fabricada.

Y por supuesto, cuando la moda ya no se puede reutilizar más, es momento de reciclarla. Si ha sido bien diseñada será un proceso sencillo y eficiente en el que se recupere la gran mayoría de los materiales y se pueda crear una nueva prenda.

 

 

15.03 DM del Consumo Responsable

El próximo viernes 15 de marzo se celebra el Día mundial del consumo responsable, una fecha clave para involucrar a ciudadanos y organizaciones en conseguir un mundo mejor basado en una producción y consumo más responsables, tal y como establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 fijado por la ONU.

El consumo responsable en moda pasa no solo, pero sí necesariamente, por el individuo: por su capacidad de decidir qué hace con la ropa y el calzado que ya no utiliza y por su capacidad de decidir dónde compra prendas nuevas cuando las necesita.

En el paradigma actual de consumo exacerbado de moda, prácticamente de usar y tirar, se genera una cantidad ingente de ropa en circulación cuyo destino, salvo que intervenga una organización externa, será el olvido en el fondo de un armario o, aún peor, la basura. Conociendo el impacto medioambiental que tiene la producción del textil es vital que cambiemos nuestra mentalidad, que reflexionemos y hagamos compras de ropa responsables, es decir, de prendas que realmente vayamos a utilizar y a amortizar.

humana-consumo-responsable-moda-secondhand-ODS.jpg

Pocas cosas hay más responsables que comprar secondhand, ya que evitaremos toda la contaminación asociada a la confección de nuevas prendas. La prenda más sostenible es la que ya está fabricada. 

Si además ejercemos esta responsabilidad como consumidores no solo en la adquisición, sino también en el uso y en el descarte posterior de las prendas, podremos fomentar su reutilización y reciclaje y cerraremos el círculo. Nuestra huella ecológica será mucho menor. 

Y tú, ¿qué haces para consumir de un modo más responsable?

DIY: Haz una bolsa con una camiseta sin coser

Tener una bolsa contigo allá donde vayas es una opción excelente para evitar el consumo de plástico y cuidar el medio ambiente. ¿Sabes que con una camiseta puedes hacer tu propia bolsa? Es muy sencillo y no hace falta saber coser, sólo necesitas unas tijeras y un poco de paciencia. ¡Vamos con el tutorial DIY de Humana de este mes!

Materiales que necesitamos
Camiseta, ¡cuanto más gruesa más resistente!
Tijeras
Regla o cinta métrica
Rotulador, boli, lápiz o tiza (opcional) 

Paso 1 – Dale la vuelta a la camiseta

Paso 2 – Recorta la camiseta por las costuras del cuello y mangas

Paso 3 – Marca una línea recta en la parte de abajo de la camiseta donde quieras que termine la bolsa. ¡Recuerda dejar algo de margen!

Paso 4 – Recorta flecos desde el final de la prenda hasta la marca en ambos lados de unos 2 cm de ancho

Paso 5 – Anuda por parejas los flecos

Paso 6 – Anúdalos de nuevo por parejas pero, esta vez, con los flecos contiguos con los que no están unidos

Paso 7 – Dale la vuelta

Paso 8 – ¡Disfruta de tu nueva bolsa!

Con estos simples pasos puedes darle una segunda vida a la ropa que ya no utilizas. Si tienes más prendas ocupando espacio en tu armario también puedes traerlas a las tiendas Humana para donarlas y ayudarnos a cuidar el medio ambiente y a seguir apoyando proyectos sociales en los Países del Sur y en España. ¡Te esperamos!

¿Qué ocurre con la ropa y calzado donados a Humana?

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con la ropa y calzado que depositas en los contenedores o tiendas Humana? Nuestro equipo los recoge y los lleva a una de las tres plantas especializadas en preparación para la reutilización que tenemos: L’Ametlla del Vallès (Barcelona), Leganés (Madrid) y Valderrubio (Granada).

Una vez en nuestras plantas es sometida a un proceso de clasificación que es realizado por profesionales especializados en reutilización de textil, siguiendo en todo momento la Jerarquía de Gestión de Residuos marcada por la Unión Europea.

El producto resultante se prepara en diferentes grupos según la calidad y el tipo de prendas:

  • Un 15% de la ropa usada preparada se destina a las tiendas de moda secondhand que Humana tiene en España.
  • Un 46% de las prendas procesadas se exporta, principalmente para ser vendida a precios bajos a comerciantes locales para satisfacer la demanda de estos países, promover la actividad económica local y generar recursos para el desarrollo.
  • Alrededor de un 29% de la ropa usada se encuentra en un estado que no permite su reutilización como prenda por lo que se vende a empresas de reciclado textil.
  • El 1% está formado por residuos impropios que se ponen en manos de los gestores autorizados correspondientes.
  • El 9% restante es destinado a los centros de tratamiento de residuos porque está compuesto por prendas que no se pueden reutilizar ni reciclar dado su estado (residuo banal).

La ropa usada que no tenemos capacidad de procesar la vendemos directamente a empresas de reciclado textil.

humana_reutilizacion_secondhand.jpg

Con los fondos obtenidos de la gestión de la ropa usada se financian proyectos de cooperación internacional en África y Asia, y de apoyo local y sensibilización en España. Este modelo permite la autofinanciación e independencia de todos nuestros proyectos.