Tu ropa ha viajado más que tú

Si eres una persona muy viajera puede ser que no, pero para la mayoría es cierto: cuando vas a una tienda de tu ciudad, cualquier prenda que cojas o te pruebes, es probable que haya viajado más que tú.

En el mundo global como en el que vivimos, los procesos de producción a gran escala son también globales. Pongamos el ejemplo de una camiseta de algodón, el tejido de fibra natural más utilizado en moda:

  • Los principales países productores de esta materia prima son India, Estados Unidos, China y Brasil.
  • La confección de la hilatura o de la prenda pueden ocurrir o no en el mismo país, pero por simplificar asumamos que ambos trabajos se realizan en la misma ubicación.
  • La producción de moda está en su mayoría externalizada a países con costes de mano de obra y control medioambiental muy bajos. Los más habituales: China, Bangladesh y Vietnam.

Si recapitulamos, es posible que ya llevemos dos continentes en nuestra mochila, y si tenemos en cuenta que las compras las haremos en Europa, pues fácilmente la camiseta de algodón que nos acabamos de comprar en una tienda cualquiera ha pasado por dos o tres continentes.

Foto de Luis Morera vía Unsplash

La pregunta es clara, ¿hace falta todo este viaje? ¿Es necesario consumir tanto combustible en forma de transporte aéreo, marítimo y/o terrestre por ahorrarnos unos euros en una camiseta? ¿Tiene sentido que tu camiseta haya visto más mundo que tú?

Empieza a hacerse imprescindible revisar nuestro consumo, reflexionar sobre el modelo que estamos potenciando con nuestras compras y, desde luego, optar por marcas que apuesten por la producción localizada o por el reaprovechamiento de los recursos que ya existen, es decir, por el secondhand. Por eso no nos cansamos de decir que la prenda más sostenible es la que ya está fabricada.

Y tú, ¿sueles preguntarte por la procedencia de tu ropa?

Fuentes: Vogue, Expansión, El Orden Mundial, Fashion United, Magnet


Conoce todas nuestras tiendas secondhand y encuentra tu favorita para ir de shopping sostenible: en ellas, todas tus compras tienen fin social y ayudan a proteger el medio ambiente.

Si deseas obtener información o saber más acerca de la Fundación y los proyectos que apoyamos, entra en humana-spain.org o envíanos un email a atencionalcliente@humana-spain.org y te atenderemos encantadas.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades Humana y no perderte nunca nuestros períodos de ofertas y promociones? Rellena este formulario y obtendrás toda la información en tu correo o en tu móvil. ¡Así de sencillo!

¿Afecta tu rutina con la ropa en casa al Planeta?

¿Alguna vez te has planteado si tus rutinas en casa con la ropa pueden tener un impacto medioambiental? ¡Pues lo tienen! No es equiparable al impacto de producción de moda, ni mucho menos, pero mientras exigimos a las grandes empresas productoras de moda que hagan su parte, nosotros en casa podemos hacer la nuestra.

Ya vimos en un post anterior cómo comprando secondhand podemos evitar consumo de energía, ya que nos ahorramos la parte asociada a la producción. Pero una vez que ya tenemos la prenda en nuestro poder, en casa podemos llevar a cabo pequeños gestos que nos ayudarán a reducir nuestro consumo eléctrico, y además nos ayudarán a ahorrar y facilitarán que nuestra ropa se desgaste menos.

Foto de Filip Moroz vía Unsplash

Lava la ropa solo cuando sea necesario. Evitarás poner más lavadoras de las necesarias y desgaste de las prendas.

Llena bien la lavadora. Hay máquinas muy inteligentes que adaptan el agua y el ciclo a la cantidad de ropa que tienen dentro, pero está claro que dos lavadoras medio llenas siempre van a consumir más que una completa.

Cuando tengas que comprar una lavadora, elige una con calificación energética A+++. Lo notarás en el consumo ¡y en la factura!

Evita el uso de la secadora todo lo posible. Si puedes tender al aire, además de ahorrar energía y dinero, tu ropa sufrirá menos.

La plancha es un pequeño electrodoméstico que consume muchísimo, por eso puedes evitar su uso planchando solo las prendas que realmente lo necesitan y tendiendo la ropa justo cuando termine el ciclo de la lavadora y estirando bien la ropa, para que no se generen arrugas.

Y ya para el 10, puedes optimizar el uso de la plancha acumulando muchas prendas para planchar todas a la vez una vez que te pones a ello. Evitarás todo el consumo de energía asociado a su calentamiento.  

Y tú, ¿tienes alguna otra estrategia para reducir tu consumo eléctrico en el mantenimiento de la ropa en casa?

Regalos Conscientes

A pesar de lo raro de 2020, estamos ya en diciembre y las navidades llaman a nuestra puerta. Y aunque en muchos casos no vayamos a celebrarlas como solíamos, está claro que no queremos renunciar al espíritu festivo y la ilusión de estas fechas.

Foto de Kari Shea vía Unsplash

Para poder disfrutar de esta temporada de manera sostenible, os dejamos 4 consejos para hacer compras más conscientes y respetuosas con el Planeta:

  1. Crea espacio en casa: parece contra intuitivo, pero es posible que tengamos en casa muchas cosas en perfecto estado que ya no usamos y que podemos regalar a alguien conocido o donarlas para que puedan tener una segunda vida.
  2. Compra secondhand: siempre decimos que la prenda más sostenible es la ya fabricada, así que pongamos en práctica este mantra y compremos ropa y objetos que ya existen para evitar el coste medioambiental asociado a su producción.
  3. Apoya buenas causas: se dice que comprar es votar, así que votemos aquellos modelos de negocio que están comprometidos con nuestra sociedad y con el Planeta. Potenciemos la economía verde y social.
  4. Compra local: evita los desplazamientos y viajes innecesarios acudiendo a pequeños negocios de tu zona. Si queremos contar con un tejido comercial diverso y cercano en nuestro barrio es el momento de apoyarlo.

Y tú, ¿tienes más consejos para regalar de forma consciente estas navidades?

Día Mundial del Suelo

El próximo 5 de diciembre la ONU celebra el Día Mundial del Suelo, una fecha en la que se busca concienciar sobre la importancia de mantener la biodiversidad del suelo intacta, ya que es vital para sostener los ecosistemas y para garantizar una agricultura sostenida en el tiempo.

El uso más importante del suelo en cuanto a agricultura se refiere, está claro, es la alimentación, la que garantiza la subsistencia de la humanidad. Pero también se cultiva con otros fines, y uno de ellos es el vestir. Cultivos como el algodón, el lino, el bambú o el cáñamo son muy frecuentes para su uso en moda, y muchas veces, por desgracia, en formatos de grandes monocultivos.

Esto significa que cada prenda nueva que compramos está teniendo un impacto directamente en el suelo, especialmente si viene de una marca que no busca materias primas con explotaciones que garanticen buenas practicas con el suelo y el medio ambiente. Los grandes monocultivos y el uso intensivo de pesticidas en los mismos son una causa importante de la degradación de los suelos.

Aprovechar los recursos que ya tenemos, la ropa que ya está fabricada, es una muy buena manera de evitar esta degradación del suelo. Otro buen motivo para comprar moda secondhand.

Y a ti, ¿se te ocurren más motivos para comprar secondhand?