Nueva tienda 100% vintage en Madrid

Hace unas semanas nuestra ya veterana tienda Humana situada en c/Atocha, 68, pasó a ser 100% vintage, y con ella son dos las tiendas Humana en Madrid que concentran toda la oferta de moda vintage de Humana en la capital. La otra está situada en c/Hortaleza, 19.

Reformada recientemente, quizá sea una de las tiendas más acogedoras de Humana en la ciudad. Cada año la visitan miles de personas amantes del seconhand, tanto habitantes de la ciudad como turistas, ya que se encuentra en una zona céntrica y bien comunicada, y muy cerca del Museo Reina Sofía y de la Estación de Atocha.

Ahora podrás encontrar en este espacio moda vintage de todo tipo, accesorios, calzado, ¡e incluso textil para el hogar!

Ven a visitarnos de lunes a sábado de 10 a 21h, y domingos de 12 a 20h. Y si quieres estar al día de todas las novedades vintage suscríbete a nuestro Club Vintage.

17.05 Día Mundial del Reciclaje

El próximo 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha en la que se busca concienciar a la población sobre la importancia de dar a cada residuo el tratamiento necesario para poder obtener un nuevo recurso. En Humana promovemos la reutilización del residuo textil, y por supuesto, cuando esta no es posible, su reciclaje.

Foto de Utopia By Cho vía Unsplash

En los últimos años se está detectando en el mundo de la moda sostenible el claro auge del upcycling. Se trata de un proceso mediante el cual obtenemos una prenda “nueva” usando partes de una o varias prendas diferentes.

En Humana nos encanta y hemos llevado a cabo algunas colaboraciones en esta línea. Un ejemplo es la colección upcycled que Selena Winters recientemente presentó en una de nuestras tiendas en Madrid, o la pasarela Tejiendo Descosíos organizada junto con Lapili, en la que desfilaron varios talentos emergentes en el mundo del upcycling.

En la transición del modelo productivo lineal hacia el circular hay muchas vías, lo importante es frenar el modelo extractivo imperante y seguir demostrando que la circularidad en moda es posible, y no tiene nada que envidiar al mundo del fast fashion.

Si quieres saber más sobre la gestión del residuo textil que llevamos a cabo en Humana, visita nuestra web.

Moda secondhand en auge

La pandemia mundial vivida en este 2020 ha revolucionado nuestro modo de vida y también nos ha enseñado muchas cosas, y esto se está notando mucho en la variación de nuestros hábitos de consumo. En moda, no es novedad a estas alturas hablar de que el comercio online se ha disparado o que compramos distinto tipo de ropa porque nuestro día a día es ahora muy diferente.

Al margen de estos cambios superficiales, hay otros mucho más profundos, a nivel de conciencia y hábitos. La pandemia nos ha hecho reflexionar sobre la fragilidad del mundo globalizado en el que vivimos y sobre la necesidad de consumir de forma más sostenible, tanto a nivel social como medioambiental.

Por otro lado, el aislamiento social también nos ha hecho reflexionar sobre los aspectos de nuestras vidas a los que damos más o menos importancia, y parece que en moda está claro que buscamos prendas funcionales y que nos hagan sentir cómodas: la moda habla de quiénes somos y para ello no es necesario estar en la rueda de temporadas y fads sin fin que parece que últimamente nos imponía el mundo fast fashion.

Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Si a este contexto le sumamos la pérdida de poder adquisitivo de muchas familias y la inestabilidad del empleo que están viviendo otras tantas, parece lógico pensar que la moda secondhand se está consolidando como un actor de cada vez mayor peso en el sector.

En Humana hemos hecho un esfuerzo importante en los últimos meses para ajustar los precios al máximo, porque queremos estar ahí para ti con la mejor moda secondhand para que te vistas como quieras, te sientas bien y, sobre todo, te diviertas. Porque la moda debe ser divertida, además de sostenible.

Y tú, ¿has cambiado tu modo de consumir moda en los últimos meses?

JOIN THE SECONDHAND REVOLUTION

Hoy inauguramos la Fashion Revolution Week. En 2013, el 23 de abril el deterioro del edificio Rana Plaza en Dacca, Bangladesh, provocó su derrumbe, matando a 1.134 personas que trabajaban en su interior, e hiriendo a 2.437.

Rana Plaza es una de las múltiples fábricas de Asia Pacífico en la que se hacinan miles y miles de personas que fabrican ropa para grandes cadenas de moda, las conocidas como fast fashion.

No fue la primera ni ha sido la última vez que ha habido una tragedia similar, pero lo que diferencia lo ocurrido aquel 23 de abril del resto es que dio lugar al nacimiento del movimiento Fashion Revolution. Entonces una serie de personas y organizaciones se unieron para denunciar lo ocurrido, reclamar responsabilidades y concienciar para frenar un modelo de producción y consumo que no es sostenible, ni para el Planeta ni para la vida.

En la actualidad existen infinidad de organizaciones y empresas que han revolucionado el sector y están incorporando prácticas más sostenibles en la producción o implantando modelos de negocio diferentes, fundamentalmente basados en la reutilización (upcycling, alquiler de prendas, secondhand, etc.).

Y es que tiene sentido pensar en la reutilización como primer paso hacia la sostenibilidad en moda: el frenético ritmo de consumo de las últimas décadas hace que haya en circulación infinidad de prendas a las que se les puede dar una segunda vida. Está claro, la prenda más sostenible es la que ya está fabricada.

Muchas de estas nuevas prácticas están llegando además de la mano de organizaciones sin ánimo de lucro o empresas con espíritu de impacto positivo, que reinvierten total o parcialmente sus beneficios en proyectos sociales y medioambientales.

Pero no todo está en manos de quienes establecen la oferta de moda, quienes consumimos tenemos también mucho que decir. Puede parecer que nuestras acciones individuales no tienen gran repercusión, pero los millones de personas que habitamos en este Planeta realmente tenemos capacidad de cambio.

Por ejemplo, la Federación Humana People to People, a la que pertenece Humana en España, impactó en 2020 a 12 millones de personas a nivel global con sus proyectos de cooperación. Y todo esto ha sido posible porque personas como tú habéis decido donar la ropa y calzado que ya no usáis o comprar moda secondhand en alguna de nuestras tiendas. Por eso nos gusta decir que tu ropa sirve para mucho más, y tus compras también.

El consumo consciente es fundamental en este cambio: si entendemos que con nuestras compras estamos validando un modelo de negocio que tiene un impacto determinado en comunidades concretas y en el medio ambiente, podemos tomar las decisiones de compra que más se ajusten a nuestros valores.

A nivel global, los recursos necesarios para mantener nuestro ritmo de producción y consumo al año equivalen a un planeta y medio. Hemos sobrepasado nuestra biocapacidad sobradamente, los datos son irrefutables y esto no es sostenible. Solo optando por la economía verde y circular, y por la social y solidaria, podemos revertir esta tendencia y dejar a las siguientes un mundo habitable y justo.

Así que, ¿te unes a la revolución del secondhand?

Si quieres conocer más sobre o implicarte en el movimiento Fashion Revolution visita su web.