Moda y contaminación del agua

He visto ríos de pueblos (en Asia) del color de moda de la temporada del vaquero de Occidente. Hace ya algo más de tres años que María Almazán, fundadora de Latitude, pronunciaba esta demoledora afirmación en el episodio Fashion Victims del programa «Salvados» en La Sexta. Sin embargo, todavía pocos consumidores son conscientes de que la ropa que visten supone una grave contaminación del agua, tanto en el lugar en el que se produce como en el que se viste.

La contaminación del agua en el proceso de fabricación de textil va mucho más allá de los tintes, está presente en toda la cadena productiva: desde la contaminación de los acuíferos cercanos a los monocultivos de algodón, debido al constante uso de pesticidas, hasta el tratamiento del tejido con diversos productos químicos para evitar arrugas, desodorantes y tratamientos ignífugos (muy habituales en el trabajo con fibras sintéticas).

moda_sostenible_humana_secondhand_agua_reutilización_eco_fashion.jpgY a pesar de todo, el impacto de productos químicos tóxicos no se queda exclusivamente en los países en los que se fabrican las prendas (uno de los motivos por los que es más barato producir allí es la laxa o inexistente regulación en materia de emisiones y vertidos), sino que afecta también a los países compradores, principalmente Occidente. Llega a través del agua de las lavadoras en las que los consumidores lavamos estas prendas y a través de filtraciones en los acuíferos cercanos a los vertederos. Cada persona desecha cada año entre 30 y 40 Kg de ropa al año de media y solo el 10% tiene una segunda vida; el resto, acaba en un vertedero en el mejor de los casos.

El dato es demoledor: para obtener 1 Kg de tejido de algodón se emplean 3 Kg de productos químicos. 

Una vez más, se hace necesario que los poderes públicos a nivel internacional pongan límite a la contaminación del agua por parte de los productores. Pero también como consumidores tenemos la responsabilidad de optar por marcas responsables en su producción y de consumir de una forma racional, sacando el máximo partido a las prendas ya fabricadas, bien sea a nivel doméstico o en el mercado de segunda mano.

En Humana también lo tenemos claro y optamos siempre por la reutilización como primer paso para frenar el consumo desmedido de recursos: la moda no debería costarnos el Planeta. 

Y tú, ¿eras consciente del impacto en el agua de la ropa que compras?

 

Si quieres profundizar sobre el tema puedes consultar estas fuentes de referencia:
Informe Global Warming of 1.5 ºC, elaborado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU. 2018.
Informe Measuring Fashion, elaborado por Quantis y Climate Works Foundation. 2018.
Informe A New Textiles Economy: Redisigning Fashion’s Future, elaborado por Ellen MacArthur Foundation. 2018.
Artículo Style that’s sustainable: A new fast-fashion formula, elaborado por McKinsey & Company. 2016.
Fashion Revolution
Informe Destination Zero: seven years of Detoxing the clothing industry, elaborado por Greenpeace. 2018.
Informe Changing Fashion. The clothing and textile industry at the brink of radical transformation, elaborado por WWF. 2018.
Informe Carnet de vie d’un jean, elaborado por ADEME (Agence de l’Environnement et de la Maîtrise de l’Énergie). 2014.
Informe Environmental assessment of Swedish fashion consumption, elaborado por Mistra Future Fashion. 2015.
Calculadora Reutiliza y Evita CO2, elaborada por AERESS (Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria).

Tejiendo descosíos: patrones de moda sostenible

Humana impulsa el evento “Tejiendo Descosíos. Patrones de moda sostenible” ante la necesidad de apostar por la moda sostenible, con especial foco en las técnicas de upcycling, en el marco de un consumo exacerbado de moda, prácticamente de usar y tirar, que genera una cantidad ingente de ropa en circulación cuyo destino, salvo que intervenga una organización externa, será el olvido en el fondo de un armario o, aún peor, la basura.

Desde Humana reivindicamos la importancia de la moda sostenible con este evento que cuenta con talleres de transformación de ropa, un desfile de diseñadores consagrados de moda sostenible, una pasarela de colecciones de creadores emergentes y un desfile final de Lapilipili, marca creada por Lapili. La cita tendrá lugar el sábado 30 de marzo por la tarde en el Espacio Ecooo del barrio de Lavapiés (Madrid).

Tejiendo Descosíos. Patrones de moda sostenible” será un encuentro en el que disfrutar de la moda con mayúsculas: creativa, sostenible, artesana y profesional. Los participantes demostrarán que son posibles otras formas de consumo y de emplear la moda como vehículo de expresión y de manifestación cultural.

 

humana-tejiendo-descosios-tejedora-lapili-secondhand-sostenibilidad-moda-sostenible.png

Entre las actividades programadas destaca una pasarela de colecciones sostenibles con cinco diseñadores emergentes, seleccionadas a través de un concurso en redes sociales. Los creadores (procedentes de Jerez de la Frontera, Granada, Madrid, Guadalajara y Barcelona) presentarán una colección con seis conjuntos siguiendo criterios de sostenibilidad, durabilidad, con materiales orgánicos o reciclados, y que aportan nuevas visiones estéticas a la técnica del upcycling. Las tiendas Humana aportarán los materiales textiles necesarios para crear estas colecciones.

Un jurado compuesto por expertos en moda y sostenibilidad elegirán la colección ganadora, que recibirá un premio valorado en 450€, y la colección finalista, con un premio valorado en 150€.

La otra gran acción será el desfile “Mercaíllo, alta costura” de Lapilipili, artista multidisciplinar, apasionada de la moda sostenible y del upcycling con la que Humana ha colaborado para impulsar este evento.

¿Te gustaría asistir a esta jornada única? ¡Entra en nuestro perfil de Instagram y descubre cómo puedes ganar una entrada doble! Consulta las bases aquí.

 

 

Midiendo el impacto de la fabricación de ropa

Hablábamos en un post anterior de que la industria de la moda es responsable del 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. De este 8% el 6,7% de las emisiones se atribuyen a la vestimenta y el 1,3% al calzado*.

Si analizamos solo la producción de prendas de ropa y dividimos su proceso productivo en fases podemos entender cuán complejo es, pero además podemos estudiar las emisiones de CO2* que se generan en cada una de ellas:

  1. Producción de fibras: 15%. Comprende la extracción de materias primas y procesado hasta obtener las fibras de algodón, celulosa, lino y fibras sintéticas.
  2. Preparación de hilatura: 28%. Supone el procesado de las fibras hasta obtener una hilatura estable y lista para poder convertirla en tejido.
  3. Producción de tejido: 12%. La fabricación del tejido a partir de la hilatura correspondiente.
  4. Tinte y acabado del tejido: 36%. Incluye el blanqueamiento y tinte de los tejidos, así como tratamientos desodorantes, ignífugos, para generar efectos visuales, etc.
  5. Confección de la prenda: 7%. El corte de las telas y la confección de las diferentes piezas para fabricar la prenda completa.
  6. Distribución: 1,3%. El traslado de las prendas desde la fábrica hasta los puntos de venta.
  7. Fin de ciclo: 0,3%. Incluye recogida, traslado y procesamiento de las prendas que se desechan. Incluye depósito en vertederos e incineración.

humana-secondhand-moda-sostenible-emisiones-contaminacion

Valorando en perspectiva el proceso completo es bastante claro que la fabricación de una nueva prenda de ropa es increíblemente intensiva en uso de energía y, por tanto en emisiones de gases de efecto invernadero. Solo los procesos de preparación de hilatura y tinte y acabados ya suponen más del 50% del proceso.

Este es uno de los motivos por los que en Humana apoyamos la reutilización del textil como vía para paliar los efectos de la moda en el Planeta. Si aprovechamos al máximo las prendas que ya están fabricadas minimizamos el impacto de las emisiones de CO2 en el medio ambiente asociadas a nuestras compras. Por eso nos gusta decir que la prenda más sostenible es la ya fabricada. 

*Datos extraídos del informe Measuring Fashion elaborado por Quantis.

Tips by Humana: Alarga la vida de tus prendas

Seguro que te ha pasado unas cuantas veces: tu prenda favorita, ese vestido que te ha salvado de mil apuros, que te sirve lo mismo para el día a día que para un evento especial, con el que te sientes agusto y 100% tú… Te lo has puesto tantas veces que se ha estropeado mucho antes de lo que te hubiera gustado.

humana_secondhand_moda_segunda_mano_sostenibleY es que la ropa no dura para siempre, con el uso y los lavados acaba desgastándose y estropeándose. Sin embargo hay unos trucos que puedes poner en práctica para que tu vestido, o cualquier otra prenda, pueda seguir acompañándote durante más tiempo:

  • Lava la ropa solo cuando sea necesario y siempre que sea posible con agua fría. A veces basta con ventilar un poco las prendas antes de volvérnoslas a poner.
  • Lava la ropa del revés y con las cremalleras cerradas. Evitarás así enganches,  pequeñas roturas y roces en la parte más visible de las prendas.
  • A la hora de tender estira bien las prendas y coloca las pinzas con cuidado. Evitarás que se hagan marcas o que con el peso las prendas se deformen. Muchas camisas, chaquetas, vestidos, etc. se pueden tender en percha preservando así su forma. Siempre que sea posible intenta tender las prendas de punto estiradas.
  • Evita la secadora y plancha y utilízalas solo cuando sea realmente necesario. Ambos procesos desgastan bastante los tejidos. ¡Piensa que además si tiendes la ropa con cuidado te puedes evitar un planchado!
  • Cose los pequeños desperfectos de inmediato. Si cuando se hace un pequeño agujero o se deshace una costura la arreglas rápidamente podrás evitar que el problema se agrave y acabe teniendo una solución más costosa.
  • Guarda todo bien doblado o colgado y dejando espacio entre las prendas. Evitarás roces y marcas en la tela que te obliguen a lavar o planchar de nuevo la ropa antes de ponértela.

Y tú, ¿qué trucos utilizas para que la ropa dure más?