Cradle to cradle: ¿puede la moda circular prescindir del secondhand?

Cradle to cradle, de la cuna a la cuna, es el concepto que en 2002 plantearon en un libro el químico-ecologista alemán Michael Braungart y el arquitecto-paisajista estadounidense William McDonough. La premisa fundamental es el cambio de enfoque de la consigna principal del ecologismo, la conocida regla de las tres erres: Reducir, reutilizar, reciclar. Los autores consideran que reducir el impacto sobre el medio ambiente de los procesos productivos provoca que se ralentice, pero no lo elimina.

Por ello proponen ir a la raíz de los problemas: desde el propio diseño y concepción de cualquier bien o acción deben tenerse en cuenta todas las fases de producción involucradas, desde la extracción de materias primas hasta el reciclado. Es el origen de lo que ahora conocemos como economía circular, que iniciaríamos con el llamado ecodiseño.

En moda hay muchos elementos a tener en cuenta a la hora de aplicar la economía circular: para que una prenda pueda al final de su vida ser desmontada y reutilizada o reciclada en su totalidad, es necesario diseñar con este fin de vida en la cabeza. Todo un reto para el funcionamiento lineal actual de esta industria.

moda_circular_ecologica_secondhand_humana_fin_social.jpg

Se dice muchas veces que el mercado de segunda mano es un parche y no una solución al reto de la sostenibilidad en moda. Ciertamente no es solución, pero por mucho que se trabaje en una transición hacia una moda 100% circular, el secondhand seguirá siendo necesario. El único motivo: el consumismo.

El auge del low cost y la consolidación del fast fashion como modelo imperante en moda han provocado un consumo exagerado y muy alejado de nuestras necesidades reales. Es indiscutible: compramos ropa por encima de nuestras posibilidades y, sobre todo, de las posibilidades del Planeta.

Por eso, por mucho que la moda transicione hacia la circularidad, el secondhand será necesario mientras los niveles de consumo sigan siendo excesivos. La prenda más sostenible es la ya fabricada, siempre será mejor acudir a la reutilización antes que al reciclaje. Es una cuestión de aprovechamiento de recursos.

La moda circular no puede prescindir de la reutilización, ya que el consumo nunca será 100% eficiente. El futuro de la moda solo puede ser circular y secondhand

 

Vaqueros circulares

Fabricar un único par de vaqueros son supone el consumo de 6.800 litros de agua* y 13 Kg de CO2*. Las cifras hablan por sí solas, está claro que con semejante coste medioambiental tenemos que aprovechar al máximo los vaqueros que compramos y comprar solo los que realmente necesitamos. Teniendo en cuenta estos datos, tiene sentido también plantearse si, cuando los necesitamos, merece la pena comprar vaqueros nuevos o quizá sea mejor intentar buscarlos de segunda mano antes.

En cualquier caso, es una pena que una prenda que se utiliza tan frecuentemente, que es un básico de armario para tantas personas en todo el mundo, tenga un impacto tan grande en nuestro Planeta.

Hace unos días Ellen MacArthur Foundation publicaba el informe The Jeans Redesign en el  marco de su área de investigación Make Fashion Circular. En este informe se recogen los mínimos que se deben cumplir a la hora de fabricar un vaquero circular, y por tanto sostenible, evaluando todos los pasos implicados desde el origen hasta el fin de la vida del producto.

El informe sugiere cambios para tener en cuenta aspectos como la durabilidad de la prenda, la seguridad (no toxicidad) de los materiales empleados, el uso de materiales reciclados y el diseño pensando en facilitar el proceso de reciclaje al máximo, y la trazabilidad de todo el proceso.

vaqueros_jeans_denim_humana_secondhand_moda_sostenible-e1563952994393.jpg

El informe incluye además el pre requisito de las prendas sean fabricadas bajo unas condiciones laborales dignas y seguras. De este modo se recogen las mejores prácticas para liderar la transición hacia una moda circular, más sostenible con las personas y con el Planeta. 

Repensar la industria de la moda y acelerar su transición hacia la economía circular es imprescindible para poder seguir disfrutando de ella sin dañar el medio ambiente. Desde Humana proponemos la reutilización como paso previo al reciclaje, porque la prenda más sostenible es la que ya está fabricada. 

 

*FUENTES: 
https://www.treehugger.com/clean-technology/how-many-gallons-of-water-does-it-take-to-make.html
http://www.eltambor.es/2019/04/todo-lo-que-tus-vaqueros-pueden-esconder-y-esconden/

 

15.03 DM del Consumo Responsable

El próximo viernes 15 de marzo se celebra el Día mundial del consumo responsable, una fecha clave para involucrar a ciudadanos y organizaciones en conseguir un mundo mejor basado en una producción y consumo más responsables, tal y como establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 fijado por la ONU.

El consumo responsable en moda pasa no solo, pero sí necesariamente, por el individuo: por su capacidad de decidir qué hace con la ropa y el calzado que ya no utiliza y por su capacidad de decidir dónde compra prendas nuevas cuando las necesita.

En el paradigma actual de consumo exacerbado de moda, prácticamente de usar y tirar, se genera una cantidad ingente de ropa en circulación cuyo destino, salvo que intervenga una organización externa, será el olvido en el fondo de un armario o, aún peor, la basura. Conociendo el impacto medioambiental que tiene la producción del textil es vital que cambiemos nuestra mentalidad, que reflexionemos y hagamos compras de ropa responsables, es decir, de prendas que realmente vayamos a utilizar y a amortizar.

humana-consumo-responsable-moda-secondhand-ODS.jpg

Pocas cosas hay más responsables que comprar secondhand, ya que evitaremos toda la contaminación asociada a la confección de nuevas prendas. La prenda más sostenible es la que ya está fabricada. 

Si además ejercemos esta responsabilidad como consumidores no solo en la adquisición, sino también en el uso y en el descarte posterior de las prendas, podremos fomentar su reutilización y reciclaje y cerraremos el círculo. Nuestra huella ecológica será mucho menor. 

Y tú, ¿qué haces para consumir de un modo más responsable?

Salvemos la moda comprando secondhand

¿Sabías que donando la ropa que ya no utilizas y comprando moda de segunda mano ayudas a proteger el Planeta?

La prevención de residuos y la reutilización tienen un impacto claro y muy positivo sobre el medio ambiente, reduciendo el consumo de materias primas y las emisiones de CO2, por eso Humana trabaja fomentando moda sostenible y protección del medio ambiente desde 1987

Cada vez que donas una prenda le das la oportunidad de tener una nueva vida. En Humana somos capaces de que 9 de cada 10 prendas preparadas para su reutilización tengan una segunda vida.

humana_secondhand_moda.jpg
Cada vez que compras secondhand cierras el círculo: porque la prenda más sostenible es la ya fabricada. En Humana somos especialistas en prolongar el ciclo de vida de la ropa, promoviendo la moda sostenible y ética, y la economia círcular aplicada al textil, convirtiendo un residuo en un recurso.

Un millón y medio de clientes compran cada año en nuestras tiendas secondhand. Y tú, ¿te unes a la revolución del secondhand? 😉

Para más información sobre cualquiera de las áreas de trabajo de Humana visita nuestra web.

GuardarGuardar